Quemas en Magdalena continúan afectando Soledad y Malambo

Quemas en Magdalena continúan afectando Soledad y Malambo
Zona de la isla San José, en Sitionuevo, donde se presentó la tarde de ayer la conflagración.Esta vez, el humo cubrió gran parte del casco urbano de una de las poblaciones. Incendio de ayer tuvo lugar en isla San José, área rural de Sitionuevo.

Malambo y parte de Soledad, entre esta la zona del aeropuerto Ernesto Cortissoz, volvieron a estar cubiertas este jueves por el humo que es arrastrado por la brisa de las quemas forestales en Sitionuevo, Magdalena.

A eso de las 3:30 de la tarde de ayer habitantes de la zona de El Concorde, Centro, El Tesoro y La Luna, en Malambo, se encontraban sumidos en el desespero por la densa humareda que se extendía por todas partes y no los dejaba respirar con tranquilidad.

Este medio llegó hasta la orilla del río Magdalena, a la altura del batallón Vergara y Velasco, y desde allí lugareños señalaron que la conflagración tenía como epicentro la zona de Isla de San José, caserío que está antes de Carmona, corregimiento de Sitionuevo.

“Esas quemas están presentándose desde el martes y se dan durante todo el día. No hay quien las apague”, señaló uno de los vecinos del lugar.

Por su parte, Édgar Jiménez, habitante del Centro de Malamabo, mencionó que el humo empezó a sentirse desde la mañana, pero fue en el mediodía cuando se agravó la situación. Dijo que la vía Oriental era “casi imposible” atravesarla de un lado a otro por la cantidad de humo que era arrastrado desde el Magdalena.

“El problema antes estaba en Barranquilla por las quemas en Salamanca, se quejaron y se lo solucionaron. Pero ahora que están quemando por acá y no se dice nada, nos iremos a ahogar”, anotó el malambero.

Otro de los afectados de la población fueron los de Bomboná, la sede deportiva del equipo Junior. Ayer, jugadores y cuerpo técnico de las categorías inferiores tuvieron que practicar y jugar al fútbol bajo la capa gris que se propagaba desde Sitionuevo.

Entre tanto, el aeropuerto Ernesto Cortissoz volvió a operar con reglas de vuelo instrumental, necesarias para el tráfico nocturno o cuando existen malas condiciones meteorológicas. En este caso fue el humo que se dispersó durante el día a lo largo y ancho de la pista lo que hizo tener en cuenta el protocolo para los vuelos.

El pasado miércoles, el gerente del terminal aéreo, Raúl Donado, solicitó la revisión del caso a Corpamag, entidad que vela por los recursos naturales del Magdalena, previendo que las quemas pueden ocasionar un lamentable incidente.