Cartagena sí es la ‘putería’, y por lo chévere, según The New York Times: ¿sí o qué?

Cartagena sí es la ‘putería’, y por lo chévere, según The New York Times: ¿sí o qué?

A diferencia de la imagen que tiene Medellín afuera, La Heroica es reseñada como un destino líder en gastronomía, vida nocturna y playas.
Luego de la polémica que generó que desde Londres se viera a Medellín como un destino emblemático por la prostitución, esta vez otra ciudad colombiana ocupa la agenda informativa internacional, aunque desde una mirada positiva.

“36 horas en Cartagena, Colombia”, así titula la periodista Freda Moon su paso por La Heroica en la sección de viajes de The New York Times. Moon no escatima en asegurar que las plazas, el arte callejero, la ciudad amurallada y el barrio Getsemaní son lugares muy fotogénicos. Además de señalar a Playa Blanca, en la isla de Barú, los restaurantes, los museos y los balcones como otros de los atractivos que ofrece Cartagena.

Su recorrido, que comenzó un viernes a las 4 de la tarde, llevó a la periodista por los sabores que ofrece esta región del país, la belleza del caribe colombiano y las opciones culturales que se encuentran caminando por la ciudad. El menú, empezó con una entrada de $ 16.000, una sopa Caribe de casi $ 40.000, un aperitivo de cabeza de gato de $ 13.000 y una cerveza de $ 8.000.

El reportaje es retomado también por Proexport Colombia, que asegura que la campaña de “Colombia es Realismo Mágico” ha impactado a 40 mercados estratégicos en el mundo con experiencias en Bolivar para promover productos turísticos de aventura, cultura, cruceros y naturaleza.

Aunque es claro que la imagen de Colombia ha cambiado y que ahora el caribe nacional se ve como un destino atrayente, tampoco hay que olvidar que Cartagena va más allá de las murallas. Ese lado B es a lo que se refiere Catalina Ruiz en una columna para El Heraldo, en la que señala que Cartagena es una ciudad en crisis que no tiene solución apenas con el dinero de los turistas. Así, señala problemáticas no muy distintas a las de Medellín, como el tráfico de drogas y prostitución infantil, que incluso van en los paquetes turísticos de muchas agencias de viaje.

Más allá de si se moja prensa de forma negativa, como el caso de Medellín, o con elogios como le pasa a Cartagena, omitiendo el escándalo del Servicio Secreto en la VI Cumbre de las Américas, lo cierto es que los asuntos como la prostitución infantil y el tráfico de drogas deben importar por encima del marketing turístico. Vea el video que acompaña el reportaje y juzgue usted:

Publicar un comentario

0 Comentarios