El vídeo musical más rápido en ser grabado

El vídeo musical más rápido en ser grabado
A veces las nuevas tecnologías nos abruman, el ser humano no está preparado para ver como una impresora en 3D es capaz de crear un edificio de cuatro plantas.
Si, humanos, la evolución tecnológica es un hecho, aunque muchas veces haya personajes que supongan un lastre evolutivo, como el graciosete de turno que tuvo a bien inventar el abrefácil.

Se trata de una performance para crear un vídeo en slow motion mediante una secuencia grabada mediante travelling con 80 extras situados en 80 metros a lo largo de una pequeña carretera. Filmado a 100 frames por segundo y desde un coche a 50 kilómetros por hora, la toma duró cinco segundos y ha dado para grabar un vídeo de tres minutos y medio. Lo increíble es que todo quede ensamblado en la distancia y en el tiempo con semejante precisión. Y parece ser que se grabó en tan solo cuatro tomas.

Y si ya para rizar el rizo la canción tiene tanto gancho como esta, propiedad de la fantástica cantante Siska, para qué queremos más. Que nos hemos enterado mirando los comentarios del vídeo que Siska en ruso significa “teta”. Si es que el mundo está plagado de sorpresas.

Publicar un comentario

0 Comentarios