Amor, rumba y denuncia, en el nuevo álbum de ChocQuibTown

Amor, rumba y denuncia, en el nuevo álbum de ChocQuibTown
El nuevo trabajo del trío, atrevido en ritmos, habla del amor pero también de la segregación.
Digan lo que digan, el estereotipo sigue ahí: cuando algo malo pasa, es al negro al que siempre le echan la culpa. Tal sentencia suena totalmente inapropiada, sobre todo para ser publicada en un diario de circulación nacional. Pero proviene de las propias palabras de ChocQuibTown (CQT), su denuncia fuerte contra la segregación racial.

El tema está más que nunca en el ojo del huracán, sea desde las calles de Baltimore o desde la zona rosa de Bogotá cuando un borracho amenaza a un policía de “mandarlo al Chocó” como castigo. Y ahora salta a las letras del nuevo disco del trío chocoano, titulado 'El mismo', que sale este martes al mercado.

¿Quién es el mismo? Pues aquel a quien le echan la culpa siempre: “Se pierde una plata en un restaurante, entonces le echan la culpa al ‘niche’, que él fue quien la sacó, somos los sospechosos de siempre”, afirma Tostao.

Nada más claro para CQT que aquel incidente en el que el cantante fue detenido “a la vuelta de mi casa, cuando iba caminando en el día del No carro”, y que “unos días después, pararon a unos ‘niches’ en un carro de lujo porque decían que ellos no tenían cara de ser los dueños”.

El mismo es el quinto trabajo en estudio de la agrupación chocoana y fue producido por Andrés Castro.

Para Tostao, el disco muestra tres fuentes fundamentales en el CQT de hoy: “Primero, de atrás hacia adelante, la música urbana bien orientada hacia el hip hop que hacíamos en un comienzo; luego, la rumbera, que es una de nuestras características, donde nos referencian, la rumba fija, y la última, que es lo que hemos aprendido en estos cuatro años: se puede hacer un sonido CQT desde lo romántico, la música para dedicar, la intimidad y la sensibilidad”.

El hecho de ser papás está ahí: “Cuando empezamos a escribir este disco, Goyo y yo habíamos acabado de tener a nuestro primer bebé y ‘Slow’ su segunda bebé, y al escribir se tiene ese 'feeling', uno se siente más contento y completo de alguna manera”, reconoce el cantante.

Eso no le arrebata la dinamita que le ponen a sus letras en el momento indicado: “Nosotros somos un grupo que cuando le escribe al pueblo lo hace, cuando denuncia es denuncia, y cuando escribe de amor es de amor, somos heterogéneos”, señala Tostao.

Viajes sonoros

Nuevamente, el grupo tampoco deja que lo aten a una forma de ver la música. En anteriores lanzamientos hubo voces que les criticaban el alejarse, supuestamente, de la marimba de chonta y el sabor del Pacífico. Y en 'El mismo' se juegan cartas con otros géneros, como la salsa choke, sin temerle a ese qué dirán.

“Es una aproximación muy nuestra. Por ejemplo, la salsa choke la suelen hacer con samplers (extractos de melodías o piezas de otros) de música americana con golpe de salsa. Nosotros hicimos toda la melodía, y champeta con dubstep, electrónica con chirimía... arriesgarnos, hacer lo que queremos experimentar, la idea no es hacer lo mismo siempre”.

“A mí el reguetón no me disgusta –agrega–, es un terreno amistoso para nosotros, es música rumbera y nosotros somos rumberos, si te digo que lo mío no es reguetón sino dancehall, estamos en la misma línea... lo llamo un sonido ‘miamero’”, dice Tostao.

En esos viajes, una canción como 'Nuquí', cuenta Tostao, fue escrita “en Nueva York a tres grados centígrados bajo cero”.

El grupo va con todo por el mercado español, “se viene con todos los hierros y un alicate, como dicen en mi tierra”, cuenta Tostao. El disco se estrenará allá el próximo 11 de mayo, tras una serie de estrategias virales que han puesto a sonar su nombre en las calles. En uno de esos videos, un grupo de niños españoles intenta explicar a qué le suena CQT.

Una voz de denuncia

Sobre la coyuntura actual, dice Tostao: “En Estados Unidos se ha avanzado mucho en romper estos estereotipos, el afro en Colombia está buscando una posición”.

Sobre los casos de maltrato contra la comunidad afro que han ocurrido recientemente en ese país, el músico señala la injusticia de que aquí no ocurra nada: “Aquí pasa eso y, si no es alguien famoso, si no es Tostao o alguien así, en los medios no sale. El tema está muy caliente”.

Acerca del asesinato reciente de líderes de la comunidad afrocolombiana, el músico manifestó que es claramente un tema de racismo porque “cuando asesinan a los muchachos, a algunos que estaban ahí con ellos les dicen: ‘Vamos a acabar con todos estos negros’. Las denuncias se están haciendo. Estas canciones tienen mucho que ver porque hablan del abuso de poder y de la discriminación”.

CARLOS SOLANO
Cultura y Entretenimiento
Redactor en El Tiempo, Colaborador en Zona Activa Radio

Publicar un comentario

0 Comentarios