EE. UU. destapa una 'olla podrida' de corrupción en la Fifa

EE. UU. destapa una 'olla podrida' de corrupción en la Fifa
EE.UU. imputó a nueve directivos y cinco empleados por conspiración. Ya hay cinco latinos detenidos.
La justicia de EE. UU. anunció este miércoles la imputación de nueve directivos de la Fifa y cinco empleados del organismo, por conspiración y corrupción entre ellos el uruguayo Eugenio Figueredo, el brasileño José María Marín, el costarricense Eduardo Li, el venezolano Rafael Esquivel y el nicaragüense Julio Rocha.

La investigación "se extiende al menos a lo largo de dos generaciones de directivos del fútbol, sospechosos de haber abusado de sus posiciones para hacerse con millones de dólares en sobornos y retrocomisiones", indicó en un comunicado la secretaria de Justicia, Loretta Lynch.

Siete dirigentes del órgano ya fueron detenidos este miércoles en Suiza a petición de la Justicia estadounidense, que ha solicitado su extradición para juzgarlos por presunta corrupción.

Se confirmó la captura del presidente de la Concacaf, Eduardo Li (Costa Rica), también miembro de los comités ejecutivos de la Fifa y de la Concacaf; Julio Rocha (Nicaragua), encargado del desarrollo en la Fifa Eugenio Figueredo (Uruguay), actual vicepresidente de la Fifa; Rafael Esquivel (Venezuela), miembro ejecutivo de la Conmebol; y José María Marín (Brasil), miembro del comité de organización de la Fifa para los Juegos Olímpicos.

Completan el grupo de siete detenidos Jeffrey Webb (Gran Bretaña), vicepresidente de la Fifa; y Costas Takkas (Gran Bretaña), adjunto al gabinete del presidente de la Concacaf.

Entre los implicados están además el paraguayo Nicolás Leoz, que presidió la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) hasta 2013. Además, Alejandro Burzaco de la empresa Torneos y Competencias y Aaron Davidson, presidente de la empresa Traffic Sports USA, así como Hugo y Mariano Jinkis, directivos de Full Play Group.

¿Cómo fue la operación?

La operación fue llevada a cabo a primera hora del miércoles por la Policía suiza en el lujoso hotel Baur au Lac en los Alpes, donde los dirigentes se reúnen para su encuentro anual, y, tras pedir las llaves en conserjería, los agentes se dirigieron a las habitaciones para proceder a los arrestos.

El diario 'The New York Times' explica cómo un alto cargo de la Fifa (a quien no identifica) fue "dirigido por las autoridades desde su habitación a una puerta trasera para abandonar el hotel, permitiéndole llevar consigo su equipaje".

Los cargos que la justicia de EE. UU. presenta contra los dirigentes del fútbol mundial giran en torno a la "corrupción generalizada durante las dos últimas décadas", en relación a las adjudicaciones de sedes para la Copa Mundial y a los acuerdos de mercadotecnia y derechos de explotación televisiva.

Según el periódico, que cita fuentes propias cercanas a la investigación, las acusaciones incluyen fraude, asociación delictiva y blanqueo de capitales, y van dirigidas contra "miembros del poderoso comité ejecutivo de la Fifa, que amasa un enorme poder y lleva a cabo sus negocios en gran medida en secreto".

La operación del Departamento de Justicia de EE. UU. implica a más de diez dirigentes del fútbol mundial, aunque no todos ellos se encuentran en Zúrich para asistir a la reunión.

Entre ellos, siempre según 'The New York Times', también se encuentra Jack Warner, de Trinidad y Tobago, exmiembro del comité y presidente de la Concacaf entre 1990 y 2011.

La Fiscalía suiza también anunció que abrirá un proceso penal contra desconocidos por sospechas de gestión desleal y de lavado de dinero en relación con la elección de las sedes de la Copa del Mundo de 2018 y 2022.

La operación, por tanto, tendría serias implicaciones para el fútbol en el continente americano ya que, según la información publicada, dos de los detenidos son un expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y otro de la Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf).

Según un comunicado de la la Oficina Federal de Justicia de Suiza, "la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Este de Nueva York está investigando a estos individuos bajo sospecha de la aceptación de sobornos entre principios de la década de 1990 y la actualidad".

El comunicado dijo que los sospechosos de soborno -representantes de medios de comunicación deportivos y empresas de promoción deportiva- están acusados de haber participado en tramas para hacer pagos a dirigentes del fútbol -delegados de la Fifa y otros funcionarios de suborganismos de la Fifa- por un total de más de 100 millones de dólares.

"A cambio, se cree que recibieron derechos de televisión, marketing y patrocinio en conexión con torneos de fútbol de América Latina", agregó.

De acuerdo con la solicitud de Estados Unidos, estos delitos se acordaron y se prepararon en ese país y los pagos se realizaron a través de bancos estadounidenses.

La justicia de EE. UU. no presenta cargos contra el presidente de la Fifa, el suizo Joseph Blatter. De igual manera, Walter De Gregorio, director de Comunicaciones de la Fifa, anunció que pese a la situación la elección del nuevo presidente de la organización se llevará a cabo este viernes, como lo tenían inicialmente planeado.

"Nos sorprende el tiempo durante el que esto se ha prolongado y cómo ha alcanzado a casi cada parte de lo que ha hecho la Fifa", indicó un agente de la ley al 'The New York Times' sobre la presunta corrupción.

"Parece que llegase a cada elemento de la federación y que fuese su manera de hacer negocios. Es como si esto fuese corrupción institucionalizada", indicó.

Se espera que la fiscal general de EE. UU., Loretta Lynch, y el director del FBI, James Comey, den una rueda de prensa este miércoles en Nueva York para explicar los detalles de la acusación.

Por su parte, la Fifa aseguró en un comunicado que es la parte afectada en esta investigación y que cooperará con las autoridades Suizas.

EFE y AFP

Publicar un comentario

0 Comentarios