Justin Bieber salva vidas en ‘Intentions’, ¿pero puede pegársela con ‘Changes’?

Justin Bieber salva vidas en ‘Intentions’, ¿pero puede pegársela con ‘Changes’?

Justin Bieber saca la semana que viene ‘Changes’, la esperada continuación de ‘Purpose‘, uno de los discos más vendidos del último lustro por encima de los 5 millones de copias en todo el mundo y además muy merecidamente. Con el de hoy son 3 los temas con los que está presentando el disco. Primero llegó ‘Yummy’, un single que no sorprendía tanto como ‘What Do You Mean?’ y sin la pegada de ‘Sorry’, pero que en absoluto se ha hundido en las listas. Un mes después de su lanzamiento, continúa en el puesto 6 del global de Spotify, en el puesto 13 en Reino Unido y en el puesto 15 en Estados Unidos. Quizá por la perseverancia de “Today’s Top Hits”, la canción se está entendiendo como un “grower” pese a la reticencia de mercados como el español: por aquí ‘Sorry’ fue número 1 pero ‘Yummy’ no ha pasado del puesto 23.

La recepción de ‘Get Me’ junto a Kehlani ha sido más tibia aún: ni siquiera aparecerá en las listas de esta tarde en el top 40 británico, lo que significa que en otros mercados como el nuestro lo tiene más chungo todavía. Y hoy conocemos el tercer intento, un tema junto a Quavo llamado ‘Intentions’ que -esta vez, sí- viene presentado junto a su videoclip. ‘Intentions’ es el típico medio tiempo de producción chispeante de la música urbana, y su letra es una cucada, dedicada a una chica “tan perfecta que no necesita filtro”. De nuevo, el tema carece del punto rompedor que esperábamos de Bieber tras ‘Purpose’, pero su vídeo reivindicativo, dedicado a una chica que lucha por poder finalizar sus estudios pese a que tarda 2 y 3 horas en llegar a la escuela en autobús, puede gustar, como gustó Drake como salvavidas en el sonrojante ‘God’s Plan’.

Al margen del mal gusto de contemplar a Justin Bieber como Mesías, el vídeo deja un mensaje sobre la función de la Asociación Alexandria House cuando el artista podía haberse dedicado a hacer cucamonas sin más. Ciñéndonos a lo artístico, hay que destacar lo bien que suenan ‘Yummy’, ‘Get Me’ e ‘Intentions’ seguidas, coherentes y de manera muy evidente partes del mismo todo. Kehlani habla de “química” en ‘Get Me’ y lo cierto es que la hay: ahora mismo parece improbable que Bieber se la pegue de verdad con todo esto. Igualar los números de ‘Purpose’ es cada vez más imposible, pero cada vez está más claro a su vez que estos sencillos no son tan inanes como resulta a primera vista. ¿Logrará mantener este “flow” a lo largo de hasta 16 pistas más un remix?