Jorge Oñate ganó la batalla contra la COVID-19 pero aún está en el hospital

Jorge Oñate ganó la batalla contra la COVID-19 pero aún está en el hospital
El mánager del maestro Jorge Oñate dio noticias llenas de esperanza sobre su estado de salud.

Mucho se ha especulado sobre el estado de salud del cantautor vallenato Jorge Oñate, que tuvo que ser internado desde el pasado 18 de enero en el Instituto Cardiovascular del Cesar, en Valledupar, por complicaciones respiratorias causadas por la COVID-19. Desde ese momento, sus colegas, familiares, amigos y seguidores han estado orando por su pronta recuperación.

El 28 de enero sus hijos anunciaron emocionados que el artista había dado señales de mejoría al escuchar música cristiana interpretada por su hija Delfina Oñate, radióloga de profesión y su esposo, Jaime Llorente, neurocirujano, quienes intentaban activar sus funciones cerebrales con esta terapia musical.

Ahora es su mánager, José ‘el Mono’ Romero, quien da nuevas y muy buenas noticias sobre “El ruiseñor del Cesar”, informando que luego de estar 23 días internado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la Clínica Cardiovascular del Cesar, el maestro logró superar la batalla contra la COVID-19.

“Gracias a Dios,  fue remitido de la Sala Esperanza a Sala Coronaria, es una unidad de cuidados intensivos, pero para pacientes con otro tipo de patologías distintas a las generadas por el coronavirus”, contó el mánager a El Heraldo.

Por otro lado, aseguró que ha tenido avances importantes en su estado de salud, y ha pasado de estar inconsciente a tener movimientos leves y parpadear.

“Abrió los ojos por un instante, hace gestos y eso es importante”, aseguró. Por ahora, le irán retirando los sedantes poco a poco esperando que "responda neurológicamente en su totalidad”.

Mientras tanto pide a los seguidores, colegas y amigos de Jorge Oñate que, así como la familia, continúen con sus oraciones por su pronta recuperación. Los hijos del artista han estado durante horas de rodillas haciendo sus plegarias, sin perder ni un instante la esperanza de que su padre regresará a casa sano y salvo para seguirle cantando a sus fans.